Jugando con crecencios

Nuevamente vamos a trabajar la estimulación motora fina…

Pero ahora con “crecencios”, así le llaman aqui en Chile, son unas bolitas (hay otras figuras tambien), chicas, que al dejarlas remojando en agua por unas horas, crecen. OJO: Hay que tener especial cuidado en que éstas bolitas NO se las lleven a la boca y MENOS que las ingieran!, asi que Precaución.Estas bolitas son muy baratas, una bolsita cuesta 100 pesos, y sale la cantidad que vez en la foto.

Vale decir que la textura de éstas bolitas: húmedas y resbalosas sirven de estimulación sensorial, a Emita le provocaba un “Uyyy” y mucha risa jajaja.

Hasta que ya se animó a tocarlas bien…

Tomar estas bolitas sirven para estimular la motricidad fina, porque cuesta mucho agarrarlas!!

Hay que controlar la fuerza con la que se toma, hay que usar el agarre de pinza, y hay que tener mucho cuidado porque se resbalan!.

Ema no encontró nada mejor que lanzarlas al piso cuando se dió cuenta que al tirarlas, rebotaban :D, tambien jugamos a traspasar boletas de una a una a otro envase…. ésto no le gustó mucho jajaja.

Jugando aprendemos!

Espero que encuentres ésta idea útil. Si te gustó comparte :-D!!