Estimulación Temprana – ¿Cómo aprenden los niños?

A todos los papás interesados en estimular el aprendizaje en todas las áreas de sus hijos, independiente de si tienen Síndrome de Down o no, les recomiendo el libro: “How Children Learn”, de John Holt, después de la lectura de éste, he terminado considerando seriamente la idea del ya conocido HomeSchooling (Educar en Casa).

Bien, John Holt fué un profesor que tenía, para la época, una forma de ver la educación muy singular, para él, y citando wikipedia:“nadie comienza la vida siendo un estúpido. Sólo hay que observar a los bebés y a los niños y pensar seriamente sobre todo lo que hacen y aprenden, para notar que muestran una forma de vida y una habilidad y deseo de aprender que bien podríamos llamar genial en una persona mayor. Pero, ¿qué es lo que pasa con esta extraordinaria capacidad de aprendizaje y comprensión intelectual cuando vamos creciendo? Lo que pasa que esto se destruye, más que nada debido al proceso mal llamado educación, que se desarrolla en la mayoría de los hogares y escuelas. Nosotros, los adultos, destruimos la mayor parte de la capacidad intelectual y creativa de los niños por las cosas que les hacemos y obligamos a hacer. …Los animamos a sentir que el principal objeto de todo lo que hagan en la escuela es nada más conseguir una buena clasificación en un examen, o impresionar a alguien con lo que ellos aparentan saber. No solamente matamos su curiosidad sino el sentimiento de que es una cosa buena y admirable el ser curioso, para que así, a la edad de diez años, la mayoría de ellos no hagan preguntas y muestren desdén hacia los pocos que así lo hacen.. fuerte no?, puedes leer más de su historia haciendo click aquí

Para John Holt, es fundamental que olvidemos el afán de enseñarle a nuestros hijos y más bien “Enseñémosles a aprender”, ya que, al tratar de forzarle a aprender algo en concreto, podemos enviarles mensajes de duda y de desconfianza, y asi pronto destruiremos la mayor parte de su autoconfianza y aún más importante, la habilidad de aprender por ellos mismos, y los convenceremos de que no son niños curiosos, que son perezosos y que además les cuesta aprender.

Cuando las personas están desanimadas, tristes, desmotivadas es inutil apurar ó urgirlos para que hagan algo, igual sucede con los niños. Cuánto puede aprender una persona depende de su estado de ánimo, de como se siente en ése momento en que está llevando a cabo dicha tarea. Cuando nosotros, adultos, nos sentimos poderosos y competentes, podemos saltar fácilmente las dificultades, nos decimos: Tarde o temprano podré hacer ésto. Al contrario, cuando nos sentimos desanimados más bien tendemos a pensar: “Yo nunca haré esto” ó “Esto es muy dificl para mi”, “porque tengo que hacerlo?” y una larga lista de etc.

Las personas pueden pasar de un estado de ánimo a otro muy facilmente. Los niños aún más. Por ello, lo que debemos hacer es eliminar esta presion, consolarlos, y darles tiempo para que tengan la suficiente energia y coraje para volver a la tarea.

Debemos saber que los niños (al igual que los adultos), y todos los niños grandes, saben y entiende mucho más de lo que pueden colocar en palabras. Si apuntamos una lámpara y le preguntamos a un niño pequeño: ¿Que es eso?, es muy probable que no obtengamos una respuesta, Si no obtenemos ninguna respuesta, ó una incorrecta, significa eso que el niño no sabe el nombre de la lampara?, ó siginifica que “no sabe” a que nos referimos con la palabra lampara? No necesariamente.

Jerome Bruner una vez dijo, que mucho de lo que hacemos y decimos en las escuelas hace que los niños sientan que ellos no saben nada de cosas que de hecho sabían perfectamente antes de que se empezaran a hablar de ellas. Usualmente niños de 5to basico se confunden y atemorizan por las reglas y formulas magicas, y no son capaces de usar reglas y sentido comun para resolver problemas que hubieran resuelto facilmente años antes. Y esto es una realidad de los colegios, usualmente vista tambien en casa. El entendimiento de un niño respecto al mundo es incierto y tentador. Si le preguntamos muchas cosas bruscamente, es más probable que debilitemos el entendimiento antes de fortalecerlo. Su entendimiento crecerá más rapidamente si podemos nosotros tener fé en ellos, y dejarlos que exploren sólos.

Navega por el menú Estimulación para ver una serie de actividades que hemos realizado en casa con el objetivo de aprender jugando 🙂