¿Vaso de Entrenamiento o Vaso con Bombilla?

¿Sabías que existe una diferencia importante entre usar un vaso de entrenamiento y un vaso con bombilla?

Típicamente la evolución del vaso en el que beben los niños va desde las mamaderas (tetero, biberón) a vaso de entrenamiento (sippy cup) y luego vaso con bombilla (pajilla/pitillo) hasta que finalmente beben de un vaso común y corriente. Los niños con síndrome de Down tienen un tono muscular bajo que varía en cada niño.

La famosa terapeuta del lenguaje Sara Rosenfeld-Johnson sugiere no usar el vaso de entrenamiento y sí darle mucho uso al baso con bombilla. El porque?: Porque la succión a través de bombilla ayuda a fortalecer los músculos de los labios y boca, y además promueve que la lengua se quede atrás y adentro, evitando la protrusión de ésta.

El lenguaje utiliza los mismos musculos que utilizamos al succionar, masticar, tragar, por lo tanto desde chiquititos, hay que fortalecerlos y ejercitarlos.

Succionar desde una bombilla puede no ser muy sencillo al comienzo, puedes ayudarle al bebé con cajitas de jugo o leche (depende de la edad) y apretar un poco para que suba el líquido, de ésta manera él podrá entender que de esa cosa extraña que meten en su boca sale un líquido delicioso 😉

Yo en lo particular no quería iniciar a Ema con jugos envasados tan chica, por lo que compré éste vasito que permite que lo aprietes un poco para que suba el líquido, es bastante económico. De todas maneras como es más sencillo de succionar, es más fácil de que suba el líquido y de que el bebé no controle bien que cantidad entra a su boca, por lo tanto intentarán detener el flujo con la lengua, y esto es lo que queremos evitar, úsalo sólo para enseñarle.

Yo probé con varios vasos, unos eran demasiado grandes para ella, otros eran demasiaaaaado difíciles de succionar, porque eran anti derrames (yo misma los probe), otros simplemente no le gustaron y finalmente me quedé con éste, que es de la marca Munchkin, lo compré en una tienda Infanti. Me parecía bastante practico de llevar, lavar y además tiene tapa.

Ema lo tomaba muy bien y aunque yo sentía que sería difícil de succionar, Ema agarró el hilo bastante rápido (tenia 1 año y 8 meses aprox. cuando empezamos con esto, antes usábamos justamente éste tipo de vaso de entrenamiento que le encantaba! y a mí también). La pajilla tuve que recortarla un poco, porque se metía muy adentro y le proporcionaba arcadas, luego, supe que debía ser corta, lo suficiente para que no se ayude con la lengua a succionar.

La semana pasada buscando unas cucharas en la sección de niños del Supermercado Lider me encontré con éstos que son de la Marca Parent’s Choice… de primera los miré bien, pensando: ¿serán buenos?, y tomé uno y me lo llevé a casa…

Te puedo decir que el vaso es excelente, tiene el tamaño ideal para sus manos, tiene tapa, el tamaño de la pajilla es perfecto (no lo tuve que colocar) y haz la prueba tu misma y verás cómo trabajan los músculos de la cara succionando! Te lo recomiendo a ojos cerrados (Ah, y cuesta 1490 pesos, menos de la 4ta parte del primero)

Entonces:

  • El vaso con bombilla promueve el fortalecimiento de la musculatura de la boca.
  • El vaso con bombilla ayuda a que la lengua se quede atrás y no salga.
  • Todo lo anterior de manera directa influye en el lenguaje, fortaleciendo los músculos y manteniendo la lengua adentro.
  • Prepárate para los primeros intentos con algunos que sean de fácil succión. Deja que tu bebé succione y saca la bombilla hasta que controle el flujo.

Por ultimo, Tu hijo puede y (debe) alternar entre vasos de tipo entrenamiento y bombilla, porque debe probar todo tipo de vasos y sensaciones, pero el vaso con bombilla es ideal para fortalecer la musculatura, así que tenlo en cuenta.

Más del tema, de ésta Terapeuta del lenguaje, explicando el uso de éste en un video aqui: http://www.talktools.com/honey-bear-with-flexible-straw/