Caminando sobre Almohadones

La semana antepasada estuvimos en casa sin poder hacer mucho realmente porque mamá (yo) estaba con licencia médica… (típicas enfermedades de invierno)… sin querer me percaté que Ema estaba subiendose (y posteriormente sentándose) a un cojín viejo que tenemos, y se me ocurrió una idea… hacer un camino de almohadones!

Es una idea súper sencilla y que dudé de hecho en publicarlo, pero creo que de más podemos mantener a nuestros hijos entretenidos un buen rato con ésto, y desarrollar la motricidad gruesa con elementos que tenemos en casa, como lo són cojines, ¿?, sí! Cojines!, Almohadas!.

Sacamos todos los cojines de los sillones e hicimos un camino de cojines, y la idea es subirse y caminar por éstos “obstaculos”. Nos sacamos también los calcetines, no podía estar más felíz!

Se ve simple… pero cuesta mantener el equilibrio sobre los cojines y cuesta más caminar sin caerse!. Prueba tú misma 🙂 yo le pedía a Ema que luego de superar el camino se subiera al sillón y trepara, al principio le dió un poquito de susto, y después tenía n confianza en sí misma! 😀

A Ema le encantó éste juego! Por ello comparto, aquí, como estimulación motora gruesa, Además lo acompañamos con canciones, y juegos y lo disfrutó mucho. Ideal para ésta época de invierno en la que a veces no podemos salir y tenemos que ponernos creativos a la hora de entretenerlos. Tú puedes adaptar el nivel de dificultad según la edad de tu hijo, y seguro que la pasan los dos, increíble!